domingo, 11 de enero de 2009

Las dos Españas, por Antonio Machado.


Ayer vi Los Girasoles Ciegos, película que me confirmó las pocas esperanzas que tenía en ella. No es que sea mala, pero no merece tener quince candidaturas a los Goya, mucho menos que sea proclamada mejor película del año como supongo que será. Primero, porque lo que cuenta no es nada nuevo; ya lo habían contado filmes anteriores, y de mejor manera. Que me perdone el maestro de guionistas, Rafael Azcona, ya que este fue su trabajo póstumo, pero el desarrollo me parece simplón, y muy previsible; por ello, cuando llega el final poco emociona. Los intérpretes son buenos, excepto algún fallo de reparto, sin embargo dan ciertas muestras de apatía a veces. En resumen, considero que, si bien el trasfondo de la película es progresista (faltaría más), su puesta en escena emana un academicismo conservador que seguro le da alas en los Goya, no tanto en los Oscar.

No obstante, el filme tiene buenos momentos, como ese en el que Javier Cámara lee un poema de otra ilustre víctima de la Guerra Civil, Antonio Machado. Por ello, voy a colgar una famosa coplilla del mismo, que resume bastante bien el espíritu de esta película y tantas otras.


PD- A las razones que alegué para no ver la gala de los Goya, añado una decisiva: la gala es el 1 y tengo examen el 2. No es que sea de estudiar mucho, pero tampoco puedo andarme por las ramas...


Ya hay un español que quiere
vivir y a vivir empieza,
entre una España que muere
y otra España que bosteza.
Españolito que vienes
al mundo, te guarde Dios.
Una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.


ANTONIO MACHADO